Prevención

Para que el autoexamen nos haga sonreír

La Prevención, La primera y mejor estrategia contra el cáncer.

Video campaña autorizado por Sr. Enrique Avogadro

Secretario de Cultura y Creatividad. Ministerio de Cultura de la Argentina.

A muchas mujeres les atemoriza el autoexamen de sus senos, es más, muchas no los conocen ni los han palpado nunca.

Luego de aprender a familiarizarse con su propio cuerpo y sus características individuales y únicas, el siguiente paso es hacer su autoexamen con toda la atención enfocada en usted misma.

El siguiente video, trata con humor el proceso y es un abrebocas que nos ayudará a desmitificar los temores alrededor del autoexamen.


Acepta tu propio cuerpo

Cortometraje tomado de Youtube

Cuando logramos tener una dimensión real de nuestro cuerpo, sus sistemas, fortalezas y debilidades, entonces hemos iniciado un programa de prevención, lo que constituye el primer paso de autoayuda, no solamente para las personas que vivimos con un cáncer, sino para todo ser humano que aprende a cuidar de sí desde la observación atenta y cuidadosa de su cuerpo y su entorno.

No siempre nuestra formación cultural y la religión han privilegiado la atención hacia el cuerpo, es más, para las generaciones pasadas, el cuerpo prácticamente no se mencionaba por cuanto podría llevar a la concupiscencia y de ahí al pecado, un paso muy corto. Y aunque para nuestros días todo ha evolucionado, no siempre es fácil aceptar los cambios y puesto que el cáncer no conoce de edades es preciso para muchas personas, entre las que me encuentro, empezar todo el proceso desde la aceptación plena de nuestro cuerpo.

¿Cómo prepararse para auto observarse? Lo primero es saber que la observación lo comprende todo, el cuerpo, el estado de ánimo, las emociones y el entorno. Todo está relacionado entre sí y es preciso tomar conciencia de ello.

El observador no juzga, no critica, no impone normas ni aconseja, solamente presta atención a cada detalle. Para empezar, tome conciencia de cómo respira, siga cada detalle del proceso, utiliza solamente la nariz o quizás deba respirar por la boca, cómo responde su corazón a cada inspiración, descansa su mente cuando respira profundamente?

Párese frente a un espejo y detalle su cuerpo y aunque no somos totalmente simétricos, sí podemos detectar cambios o diferencias importantes. La observación inicial ayuda a fortalecer la autoestima. Recorra con sus manos todo el cuerpo y trate de detectar señales de alarma: una masa, resequedad anormal en alguna parte de la piel, secreciones diferentes a las comunes, calor local o enfriamiento de alguna parte del cuerpo, caída del cabello, fragilidad y cambios en las uñas.

Abra su ventana y compenétrese con su entorno, hace frío, llueve o por el contrario el sol brilla y ahora pregúntese cómo se siente ante cada nuevo día. Qué emociones despierta el ambiente, el silencio o el ruido, la ciudad o el campo.

Entonces ahora sí estamos listos para empezar nuestro autoexamen en busca de señales tempranas de un cáncer de seno.


Familiarizarse con su propio cuerpo

¡Cuídate del cáncer de seno!

La importancia del autoexamen y las inquietudes que debes presentar a tu médico ante la aparición de cualquier masa, enrojecimiento o cambio en los senos.

Tomado de El poder en ti – Tu salud, agosto 2016.

En la ducha

Mueve la yema de los dedos alrededor de tus pechos de forma circular, de afuera hacia adentro, controlando toda la superficie y también la zona de las axilas. Si llegas a notar algún cambio o a encontrar una masa, visita a tu médico y hazle estas preguntas:

Recostada

Coloca una almohada debajo de tu hombro derecho y pon el brazo derecho por debajo de tu cabeza, se explica en el sitio de la organización Susan G. Komen. Con la mano izquierda extendida, examínate con la yema de los tres dedos del medio. Haz una presión leve, moderada y firme en cada área del seno, usando pequeños movimientos circulares y yendo de arriba hacia abajo. Además de los pechos, revisa la zona bajo el cuello (la clavícula) y la axila. Repite los pasos en el seno izquierdo.

Frente al espejo

Vas a ponerte en cuatro posiciones para examinar tus pechos. Lo que debes buscar son: cambios en la forma, tamaño y apariencia; arrugas, hoyuelos o sarpullido en la piel o el pezón; secreción saliendo del pezón; cambios fuera de lo normal.

Las posiciones son: con los brazos sueltos a los costados del cuerpo, con las manos sobre la cabeza, con las manos en las caderas (presionando firmemente para flexionar los músculos del pecho) y, por último, en la misma posición pero inclinándote un poco hacia delante.

Recuerda que ante cualquier duda, así como si llegaras a notar algún cambio en tus senos, lo mejor es que consultes a tu médico de inmediato. La importancia del autoexamen y las inquietudes que debes presentar a tu médico ante la aparición de cualquier masa,  enrojecimiento o cambio en los senos.


Síntomas del cáncer de mama

Tu proceso – Preguntas comunes

Video colaboración Dr. Daniel González

De manera gráfica el Dr. González presenta las preguntas comunes que se hacen las mujeres respecto a los hallazgos en sus senos y cómo las responde.


La Prevención como estrategia

La Prevención, La primera y mejor estrategia contra el cáncer.

Cáncer de Mama - Las 13 mejores maneras de prevenirlo

La medicina se torna cada vez más preventiva lo que representa un paso adelante para evitar distintas enfermedades, sus altos costos en materia económica, y el sufrimiento físico y psíquico de las personas que con una buena disciplina de prevención, evitarían padecer dolencias y  lograrían una vida sana y satisfactoria en todo sentido.

Preste atención a estas 13 indicaciones para prevenir el cáncer.


No ignores los signos que te alertan sobre un posible cáncer de mama

Video tomado de Youtube, Muyensalud

12 Síntomas que las mujeres suelen ignorar:

  • Endurecimiento del pezón
  • Hendidura o aplanamiento de los senos
  • Erosión de la piel
  • Enrojecimiento o ardor
  • Fluido o secreción
  • Huecos en la piel
  • Protuberancia
  • Vena creciente en el seno
  • Hundimiento del pezón
  • Fuerte dolor o picazón en el seno
  • Puntos sospechosos
  • Descamación de la piel

Cáncer de Mama: el riesgo a lo largo de la vida de la mujer

Colaboración Dr. Daniel González

El Dr. González hace un recorrido por las distintas edades de la vida de una mujer desde su nacimiento hasta la menopausia y explica qué es y cómo se desarrolla el tejido mamario.

Cómo ayudar al cuerpo a mermar el riesgo de sufrir cáncer de mama.

  • Atrasar la aparición de la primera regla haciendo que las niñas hagan deporte y mantengan un buen peso
  • Adelantar cuanto se pueda el primer embarazo
  • Lactar el mayor tiempo posible
  • Evitar el tratamiento postmenopaúsico de terapia hormonal de reemplazo